Me interesa el dibujo, el reciclaje, la costura y sobre todo el dar una oportunidad a esos materiales in-servibles que todos tenemos por casa

domingo, 29 de diciembre de 2013

Hucha DIY

En casa ahorramos de una manera peculiar, cuando ponemos una lavadora, planchamos o usamos otro electrodoméstico de esos que dan un buen tirón, echamos 1€ en la hucha. Así a lo tonto a lo tonto vas ahorrando sin darte mucha cuenta. Y encima nos ahorramos el dinero que cuesta la hucha.
Necesitas:
- Un bote vacío y limpio de champú, el que yo tenía es translúcido, pero transparente también queda muy chulo.
- Cordel o lana o bramante
- Celo de esos de colores tan monos (opcional, claro).
Las herramientas son un clavo grueso calentado con un mechero (que sujetas con un alicate) y y un cuter.
Con el clavo haces dos agujeros para poner la cuerda. Para hacer la ranura, usas también el clavo y haces dos agujeros en lo que serán los extremos de la ranura, el espacio entre éstos dos agujeros lo "vacías" con el cuter, MUCHO CUIDADO.
Y el resultado...





lunes, 23 de diciembre de 2013

¿Para qué sirve un liguero?

Tenía un liguero rodando por el cajón de los calcetines de la boda de mi hermano y como no puedo dejar de buscarle utilidad a cosas "in-útiles" pues se me ocurrió ésto....






Suelo llevar una libreta en el bolso para apuntar, dibujar, etc y no me gusta que se abra porque se estropean las hojas, probé el liguero y daba justo la medida. Como cierre creo que le da un toque muy "vintage"


Paleta de acuarela DIY

Tenía por casa una funda de cd pequeña y le busqué una utilidad. Con un papel mono de fondo y uno encerado para hacer las mezclas de color ya tenía mi paleta. Tan sólo hay que echar unos pegotones de acuarela y dejar que se sequen.



domingo, 22 de diciembre de 2013

Figura de escayola

No soy muy aficionada a pintar figuras pero ésta fue un encargo de un amigo. Es muy cómodo pintar con acrílicos porque secan muy rápido y dan un brillo precioso.





Experimentos con el tricotín

Ha hecho un otoño tan frío que hasta a los lápices les apetecía estar abrigaditos. Haciendo un cordón con el tricotín se me ocurrió meter un lápiz dentro para ver cómo quedaba.


miércoles, 18 de diciembre de 2013

Juguetes "restaurados"

A veces cuando los juguetes tienen algo roto los niños los dejan de lado porque "ya no sirven". Con el tapón de un mejunje-merienda de esos modernos y una pistola de pegamento caliente, se puede devolver la dignidad a Luigi y a un clic de infantería.


Mapamundi a mi manera

Siempre me han gustado los atlas, y como estaba cansada de unos revisteros tan sosos, cogí las pinturas acrílicas, un mapa y le puse empeño. No tiene rigor geográfico pero sí encanto, jeje.


martes, 17 de diciembre de 2013

Remozado de funda de gafas



Ya no te suelen dar buenas fundas de gafas en las ópticas, te dan una bolsita que no protege esas "caras" gafas de posibles aplastamientos.
Tengo una funda que tiene el tamaño y el tacto perfectos pero ya iba notándose el deterioro por tanto uso, así que procedí a darle un nuevo aire.

Con un poco de cola blanca diluída en agua, una tela mona y unas pinzas como ingredientes...
 

Se recorta la tela dejando un margen de entre uno y dos centímetros alrededor de los bodes del forro interior, se impregna con la cola y se sujeta un buen rato la tela cortada con unas pinzas. Luego se vuelve a colocar el interior de la funda con unos puntos de pegamento fuerte para que no se suelte.

 Y al final se obtiene una funda muy original.



Un sillón para el móvil

Comenzaré mis post con un uso alternativo para uno de esos juguetes que dan en algunas hamburgueserías y cuya ilusión dura más o menos diez minutos. Al final suelen terminar en el fondo del cajón de los juguetes o directamente en la basura. Como me gusta la teoría del Upcycling, se me ha ocurrido darle un uso diferente.


Se trata de una especie de sillón que despide a Garfield con un mecanismo.


Con pegamento textil, tijeras, una tela en los mismos tonos morados, un sobrante de relleno, aguja e hilo tenemos los ingredientes.


Se recorta el relleno dándole la forma aproximada del sillón y un trozo de tela.


Se pega y se refuerza con aguja e hilo.


Y... tachaaaaaan, ya nuestro móvil puede descansar en un sillón de lo más "cool".


También puede ocurrir que el propietario reclame el sillón para otros usos.