Me interesa el dibujo, el reciclaje, la costura y sobre todo el dar una oportunidad a esos materiales in-servibles que todos tenemos por casa

viernes, 19 de diciembre de 2014

Trapillo casero

Tenía guardadas en un cajón unas camisetas de tirantes que ya estaban viejas y un poco deformadas (el algodón tiende a deformarse con el uso), así que se me ocurrió cortarla en una tira larguísima y hacer un ovillo con ella.
Y ya que estaba hice un salvamanteles de trapillo que me ha dado muy buen uso.


miércoles, 17 de diciembre de 2014

¡Un año ya!

Hace un año me embarqué en esta aventura de escribir un blog, ¡quién me lo iba a decir entonces!
Creo que poco a poco he ido evolucionando hacia el aprovechamiento de materiales y el reciclaje.
Me he planteado a mí misma en muchos casos un reto para ver si podía darle una segunda oportunidad a trozos de tela, botones, cajas de madera, envases de plástico, etc...
En los últimos tres meses he estado un poco liada y he subido menos entradas pero ya estoy ideando nuevos proyectos.
Espero haberos dado ideas para hacer vuestras propias "creaciones" y sobre todo recalcar la importancia de replantearse el consumo desmedido y hacer una utilización racional y responsable de los recursos.
Muchas gracias a los que me seguís en España y los que lo hacéis desde lugares tan distantes como Estados Unidos, Rusia, Francia, Méjico, Argentina... os lanzo un beso grande desde aquí.
¡A seguir en la brecha!



martes, 16 de diciembre de 2014

Abrigo de bebé

Éste es una de esas cosas que hice hace tiempo cuando no tenía el blog. Y las voy a ir colgando para aunarlas todas.
Fuí a un taller de costura que hicieron en Black Oveja para confeccionarlo.
Está hecho de paño de lana y el forro del interior fué el que consideré más alegre y llamativo.
Se lo regalé a mi amiga Ana para su hijo, aunque por cuestión de fechas no lo usó demasiado tiempo, cuando le valía al niño ya no hacía tiempo para poner paño de lana.


Me siento muy orgullosa del resultado, no soy muy experta con la costura, pero con las directrices que me dieron creo que me salió bastante bien.
Hay que perderle el miedo a la máquina de coser, se tiene poco que perder y mucho por ganar.

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Nuevo vestido para la tabla de planchar

Mi tabla de planchar tiene unos cuantos años. Tenía la tela muy gastada de tanto uso, así que  decidí sustituirla.
He usado esta tela de rayas que tanto juego me ha dado y que es tan fuerte y resistente.


En su momento hice un collage con los pasos que dí. Para resumir: usé como patrón la tela anterior, medí, corté y usé un cordel para rodear toda la pieza, luego fruncí la tela y la ajusté a la tabla.
Sé que una funda de tela no cuesta mucho dinero, pero la idea es intentar siempre hacer las cosas a tu manera con lo que tienes por casa. A parte "construir" algo es un reto, al menos para mí. Espero que os guste.

lunes, 8 de diciembre de 2014

Salvaslips de tela DIY

Yo usaba a diario salvaslip porque los "necesitaba" pero frecuentemente sufría cistitis y picores. Se lo comenté a una amiga y me dijo que su ginecólogo era un furibundo detractor de los salvaslip porque creaban un "microclima" donde las bacterias y los hongos podían desarrollarse felízmente. Por mucho que digan que son transpirables, tienen una lámina de plástico detrás.
También lo consulté a mi ginecóloga y me contó que era cierto y que además hay muchísimas mujeres que tienen alergia a la celulosa. Entonces ¿por qué se consumen tanto?, pues porque generan la necesidad en tu cuerpo. Produces mucho flujo porque ese microclima lo fomenta y no puedes dejar de usarlo porque te sientes incómoda, vamos, un círculo vicioso.
Así que decidí romperlo... El primer mes sufres una especie de efecto rebote que yo en mi caso salvé llevando braguitas de repuesto en el bolso. Poco a poco te vas regulando, es cuestión de aguantar el tirón. Al final sólo necesitas protección los días previos al periodo, y para eso decidí hacerme unos salvaslips de tela, tomando como modelo los de plástico y añadiéndole unas alas de sujeción.
La pena es que no tengo el paso a paso porque los hice hace mucho tiempo. Básicamente corté varios moldes de tela de algodón y los cosí entre ellos para darles un poco de cuerpo. La parte de atrás la hice con una tela de cuadritos y le añadí unos broches para el cierre.


Hay muchas páginas y tutoriales en internet que muestran cómo hacer compresas de tela y salvaslips. También los puedes comprar en tiendas online de productos ecológicos, aunque son un poco caros.
Son lavables, tienen una vida útil bastante amplia y no generas residuos, pero lo más importante es que notas a partir del mes siguiente que no eres tan dependiente y reduces tus problemas "femeninos".


martes, 2 de diciembre de 2014

Delfín de papel

La técnica del papel enrollado sirve para hacer muchas cosas. Me he decidido a hacer un delfín para colgar en la pared usando como molde una silueta del animal.
Después de hacer canutillos de papel finitos y enrollarlos, los he ido uniendo con unas gotas de pegamento y sujetando con alfileres.


He trabajado sobre una plancha de corcho que me sobró al hacer el Espejo rescatado de la basura y he usado alfileres y una funda transparente para ir guiándome.


Con paciencia se va rellenando...


Los primeros rollitos son fáciles de poner, cuando van quedando huecos hay que tener cuidado para calcular las medidas correctas.


Cuando ya has rellenado todos los huecos se añade unos rollitos a modo de "frontera" para delimitar el contorno.

El contorno se pinta de color azul plomo que recuerda el color del animal.


Y el resultado final, una vez protegido con barníz acrílico.

domingo, 16 de noviembre de 2014

R de reducir. Maquillaje parte II

Cuando tienes una paleta de sombras de ojos, usas algunas y otras no. Al final ocupas espacio tontamente en el armario de tu baño con cosas que no usas. Me he propuesto ir eliminando las que no me interesan.
Hace poco se me gastaron unos coloretes que tenían un estuche muy bonito y me daba pena tirarlo. 



También tenía una paletas pequeñas que en su mayoría contenían colores muy bonitos.


Así que decidí unir los colores que uso de verdad y prescindir de los demás. Se calienta un poco por debajo con una vela y se sacan las latillas con las sombras con la ayuda de un alfiler, con el mismo pegamento que había en cada pocillo se pega en su nueva paleta.


Así las tengo más a mano. 
Personalmente no soy partidaria de las paletas de sombras (y menos cuando tienen un número exagerado en los que muchos colores son prácticamente idénticos), creo que hay que confeccionarse una a la medida y gusto de cada una. Algunas marcas (que no mencionaré) venden las sombras en formato "pan" para incrustarlos en tu paleta (que puedes comprar o elaborarla tú con un plumier de lata por ejemplo), me parece una de las maneras más respetuosa con el medio ambiente ya que evitas envases superfluos y sólo compras los colores que sabes que vas a utilizar. También creo que es la opción más rentable ya que compras sombras de buena calidad y no "talco coloreado"

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Clonando un Lego

En un libro que le regalamos a mi hijo del "Mundo Lego" venía como regalo un muñeco de Lego dentro de una especie de cofre de plástico.


Ya que tenía esta especie de molde se me ocurrió usar la arcilla blanca para hacer un nuevo muñeco


Rellené ambas partes del molde y esperé que se secaran


Con la pistola de silicona caliente uní las dos partes y lijé con una rima de uñas las rebabas de la arcilla


Y el último paso es pintarlo al gusto de quien va a jugar con él. He usado pinturas acrílicas y un rotulador indeleble para la cara.


Y así nos hemos divertido un rato mi hijo y yo fabricando un nuevo Lego.

lunes, 10 de noviembre de 2014

Estrella de papel

Hoy traigo un fallido, sí, un fallido. Hace poco vi en una revistas de moda un gran colgante de oro (supongo) con brillantes incrustado que a la modelo le quedaba muy chic. No sé cuál era la marca "exclusiva" que la hacía.
Y lo intenté a mi manera


Recorté varias estrellas y las puse bajo un trozo de plástico sobre una plancha de corcho. Hice unos palitos de papel y me puse a modelarlos.


Me ayudé de unos alfileres para ir formando la estrella. Fuí añadiendo unas gotas de pegamento transparente.


En el interior he puesto unos círculos de papel porque el contorno de papel por sí solo no se sostiene.


Cuando ya estaba seca del pegamento le he puesto una capa de "oro de bote" que también le aporta rigidéz.


Y por último le he añadido los brillantes.... Y ¿por qué digo que es un fallido? pues porque a la modelo le queda muy chic pero una estrella de ese tamaño no queda bien porque o pareces un pandillero o una pitonisa de la tele. Así que su destino inesperado es ser un adorno navideño, le pondré un trozo de hilo plateado y lo colgaré del árbol cuando llegue el momento de ponerlo. Así que puedo decir eso de que "no es oro todo lo que reluce" o "de todo se aprende".

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Peluca para un clic de Playmobil

El otro día recogí del suelo varias bellotas y les quité esa especie de sombrerito que llevan encima.


Se me ocurrió que podía buscarle alguna utilidad, he visto alguna vez cómo se puede utilizar para colocar una gema debajo y añadirle un gancho arriba para convertirlo en un colgante.
Pero como soy una persona práctica (o así me considero) estuve pensando que serviría para cubrirle la cabeza a algún Playmobil que anda calvo por la vida.


Como "pegamento" he usado un pequeño trozo de Blue-Tack.


No sé si parece una peluca o más bien un sombrero. También se puede pintar de colores para simular el cabello. Así nuestro amigo puede ir más "abrigado", espero que os guste y lo pongáis en práctica si tenéis algún muñeco que restaurar.


sábado, 25 de octubre de 2014

Champú sólido de coco ecológico

Se habla mucho en internet del deterioro que ocasiona a la larga el uso de siliconas de los productos capilares. Te dejan el pelo muy bonito pero se ensucia enseguida y tienes que volver a lavártelo, vamos, que es un círculo vicioso.
Como últimamente estoy en esa situación, el pelo me lo tengo que lavar casi a diario (y eso no es bueno) voy a intentar hacer una transición hacia los jabones. Dicen que al principio cuesta y que los resultados no son inmediatos porque tienes que deshabituar a tu pelo de los químicos, pero no puedo seguir así.
Me he comprado ésta pastilla de jabón con aceite de coco y voy a empezar a usarla. Es un poco cara pero si dura mucho al final sales ahorrando.


Ya de camino he tenido que pensar dónde ponerlo cada vez que lo use y como no tengo jaboneras de sobra en casa me he fabricado un contenedor.


He cogido un envase de mantequilla gastado y lo he lavado y secado muy bien. Luego lo he decorado con un celo estampado .


Para que el agua no se estanque le he hecho unos pequeños agujeritos con un imperdible. Si dejas el jabón con agua se termina deshaciendo.


Y lista para colocar en un cestito metálico que tengo en la ducha. 
Espero tener buenos resultados y poder fortalecer mi pelo a la vez que cuido del medio ambiente.

Botes para lápices

No concibo comprar un bote para guardar lápices habiendo tantas manera de reutilizar. Os pongo dos ejemplos que he hecho.
Con el primero lo único que he hecho ha sido limpiarlo bien, tiene un estampado que me gusta mucho, es muy clásico tirando a anticuado.


El segundo era un bote de leche en polvo al que le pegué una tira de cartón rizado y que le dió un look muy minimalista. Le puse como pié la propia tapa de plástico para que no rayara la mesa.


Ambos envases tienen un reborde interior que no corta y que es muy seguro.

sábado, 18 de octubre de 2014

Arnés para perro DIY

El reto de hoy ha sido confeccionar un arnés con lo que tenía por casa.
Los materiales:
Tela de algodón de rayas, que es muy fuerte y ya le he usado en otras ocasiones-
Guata fina
Tela vaquera de un pantalón jubilado (y un bolsillo de los que sirven para guardar el mechero)
Cinta de nylon para correas
Un eslabón grueso rectangular que rescaté de un bolso viejo
Biés color canela (el que tenía)
Hilo, aguja, tijeras, máquina de coser y papel para hacer el patrón

Lo primero ha sido doblar el papel por la mitad y dibujar una especie de X alargada, la parte de arriba es más estrecha (la que rodea el cuello) y la de abajo más ancha (la que rodea el tórax).


Se coloca sobre la tela doblada por la mitad, se marca y recorta con un centímetro alrededor


Para la parte de atrás elegí tela de un vaquero que iba a tirar, como no podía ajustar el patrón, lo doblé por la mitad y saqué las partes de cada una de las perneras. Aquí se ve cómo las uno entre sí.


La tela de rayas las cosí con hilo azul por las rayas azules a la guata, yo no sé enguatar, así que he optado por la opción más fácil. Aunque la tela vaquera y la de rayas son bastante gruesas le he puesto guata para darle más consistencia al arnés.
Tembién aproveché un bolsillito del vaquero y lo cosí a uno de los lados, ya os podéis imaginar cual va a ser su uso.



La cinta de nylon la he ajustado en la mitad de la pieza y le he colocado el eslabón rectangular en el centro. Luego le he pasado la máquina. Para que los filos no se deshilachen le he dado una pasada con un mechero.


Aquí se ve como he cosido la cinta por las dos partes dejando el eslabón prisionero en el centro.


Cosí todo el contorno de la pieza uniendo las tres telas y recorté los sobrantes dejando medio centímetro aproximadamente. Luego le he puesto un biés que tenía por casa de otra cosa que hice. ¡Qué difícil es coser un biés, al menos para mí!


Para los cierres he usado unos cierres que tenía guardados por casa de unas mochilas que tiré de viejas. Son muy fuertes. Aquí hay que probarle el arnés al perro y ajustar a qué altura tienes que coser los cierres para por una parte sujetar al perro, y por otra, que sea confortable. En esta foto se puede ver el anverso y el reverso de la pieza.


Aunque el bolsillo lo cosí a la tela de rayas a máquina, he tenido que repasarlo a mano porque el pié de la máquina no cosía cerca de las tachuelas. Ya que tenía que repasarlo le he puesto una de las etiquetas que tengo "by Chus" como marca de la casa.

Y el resultado final...


El bolsillito sirve para llevar alguna bolsa y el conjunto queda muy mono. Como los materiales los tenía por casa o los he reciclado, me ha salido por 0€ (si no contamos el gasto eléctrico de la máquina, claro). Lo bonito de todo ésto es que cuando guardas el cierre de una mochila vieja nunca sabes en qué se puede terminar convirtiendo.  Os animo a que probéis.

domingo, 12 de octubre de 2014

Chapa forrada de tela

La siguiente chapa la he decidido forrar con tela


Como herramientas elegí cola blanca, aguja e hilo


Mi primera opción fue recortar un centímetro alrededor y cerrar con un pespunte


Mi idea era remeter el sobrante en el espacio entre el plástico y el metal, pero no se podía


Al final lo que hice fue poner cola blanca y pegar la tela y cortarla al ras


Por último le he dado una capa de barníz acrílico para proteger la tela y evitar que se levantara por las orillas.


Corazones de crochet

Estos corazones los hice hace un tiempo pero a día de hoy no los he incluído en ninguna labor, así que los tengo pinchados en el corcho de casa. Saqué en su momento el patrón de Pinterest y la verdad es que no sé dónde lo tengo. De todos modos es bastante sencillo, en la primera cadeneta haces varias varetas juntas para hacer el rizo y luego vas ampliando los puntos hasta el pico del final y luego vas disminuyendo.




domingo, 5 de octubre de 2014

Chapa con pintauñas

Anteriormente ya hice una revisión de una chapa vieja. Tengo varias chapas guardadas en el joyero de diferentes publicidades y eventos porque no suelo comprarlas pero sí las guardo cuando me las dan. El caso es que de vez en cuando me gusta ponerme alguna en la solapa de la chaqueta vaquera o en la mochila. Así que voy a ir remozando alguna.


En este caso va a ser muy sencillo, símplemente voy a utilizar dos esmaltes de uñas que me gustan mucho y que creo que combinan bien y voy a intentar darle un efecto marmoleado removiendo la pintura (que he vertido generosamente) con un alfiler.
Antes he limpiado la chapa con un algodón mojado en alcohol para quitarle cualquier tipo de residuo.
Y el resultado creo que ha quedado muy curioso.


Así que si tenéis una chapa rodando por algún cajón y queréis darle una segunda oportunidad ya sabéis.