Me interesa el dibujo, el reciclaje, la costura y sobre todo el dar una oportunidad a esos materiales in-servibles que todos tenemos por casa

sábado, 21 de noviembre de 2015

Cuaderno al estilo japonés

Hace poco me encontré con un cuaderno Canson para pintar al pastel que tenía olvidado. Hace unos años me retiré de pintar al pastel. Es una técnica que se me da bastante bien pero necesitas mucho espacio y almacenaje para trabajar. Ahora me interesa mas captar lo que veo y de forma inmediata, y para ello uso las acuarelas.
Volviendo al cuaderno...
En la parte de atrás ponía que también era válido para la acuarela y entonces se me encendió la bombilla. Me iba a hacer mi propio cuaderno usando las hojas de colores.


Lo desmonté y corté las hojas a la mitad para que el cuaderno fuera más manejable.


La cartulina trasera la reutilicé para hacer las tapas ya que tiene un grosor y dureza muy apropiado para proteger las hojas. La parte delantera la corté en dos con una separación de unos milímetros para que funcionara a modo de visagra.


Para forrarlo usé una tela de un viejo paraguas que se rompió. Me gustaba mucho el estampado y la guardé pensando que algún día la reutilizaría.


Usé un taladro de papel para hacer agujeros en las hojas y le puse ojillos a las tapas para que el acabado fuera más cuidado.


Y tras atarlo con un cordoncillo, éste es el resultado. Para ser mi primera aproximación a la encuadernación, está bastante bien y sobre todo he usado unos papeles que estaban demasiado ociosos, jeje.

sábado, 24 de octubre de 2015

Hoy: un dibujo

Es un pequeño homenaje a una serie que me encanta y a su creador Pendleton Ward, Hora de Aventuras es un derroche de imaginación y creatividad. Sin más preámbulo, comparto mi visión de Marceline, Queen of Vampires.


domingo, 11 de octubre de 2015

Sketchbook personalizado

Tras un periodo de descanso he vuelto con energías renovadas para traer las "cosillas" que hago. Empezaré con algo sencillo.
El otro día me compré un cuaderno de dibujo en Tiger que tiene un tamaño cuadrado que me gusta mucho. Es un papel que funciona bien con el rotulador e incluso le puedes meter un poco da acuarela si no abusas del agua. El caso es que para mí tiene una pega, y es que no tiene cierre. Me molesta mucho que se abra el cuaderno dentro de la mochila y se le estropeen las hojas, así que le he puesto un cierre a mi manera.


Lo que he usado es el sacabocados, el cúter, los ojillos metálicos, pegamento extrafuerte y cinta elástica de color.


Una vez hecho el agujero y pasada la cinta lo aprisiono con un ojillo y para reforzar le echo una gota de pegamento de contacto.


Para que quedara más resultón decidí añadir una segunda banda elástica. Ésta vez en rojo.


El resultado creo que queda muy chulo y personalizado.


jueves, 21 de mayo de 2015

Revivir un bolso

Tengo un bolso desde hace muchos años que me gusta mucho pero que tiene el color un poco desvaído. He de confesar que no me gustan los bolsos negros, siempre me decanto por bolsos de colores cuanto más chillones mejor. Éste es un truco para un bolso de piel, no sé si funcionaría también en un bolso de materiales sintéticos.


Para devolverle un poco la lozanía he optado por usar pintura acrílica de color rojo. Una vez seco, darle un poco de crema de manos.


La pintura hay que diluirla bastante y para que no se vean las marcas de la pintura he usado un rodillo.

Por supuesto es aconsejable usar unos guantes y cubrirlo todo de papel de periódico. En cuanto se termina de usar el rodillo hay que lavarlo con agua templada y jabón, porque si no, luego endurece y hay que tirarlo.


Poco a poco se va pasando el rodillo por toda la superficie. La ventaja que tiene la pintura acrílica es que seca en poco tiempo pese a estar diluida en agua.
Cuando está completamente seco le he puesto una capa de crema de manos para evitar que la piel se pusiera correosa y a la vez tuviera brillo. La ventaja que tiene para mí la crema de manos es que una vez absorbida por la piel no mancha la ropa ni deja sensación de humedad.
El resultado es que has rejuvenecido un bolso que de otra manera seguiría deteriorándose y luciendo feo.


Espero como siempre que os guste y lo pongáis en práctica. Muchos besos.

domingo, 26 de abril de 2015

Jardín Botánico de Madrid

Ayer tuve la suerte de ir a dibujar en el 47º Sketchcrawl a un sitio maravilloso llamado Jardín Botánico. Pese que en algunos momentos el cielo amenazaba con llover, al final no lo hizo.
¡Qué maravilla de lugar, qué paz. qué perfume, qué bonito! Te reconcilia con el mundo y te da una dosis de naturaleza.
No estoy acostumbrada a hacer dibujos de flores pero la ocasión invitaba. Ahí os los dejo...

 Iris Noctambule

Ericaceae, Pieris Formosa.
Fatsia Japónica.
Y por último una "joya escondida", he de decir que siento cierta debilidad por las grúas... ¡qué le vamos a hacer!



domingo, 19 de abril de 2015

Rafael, Miguel, Gabriel y Uriel

Últimamente dibujo bastante y sin embargo no subo casi nada al blog. Estoy en algunos grupos de dibujo y me encanta salir a dibujar del natural.
Es una gran experiencia aunque a veces no tengas sitio donde sentarte o te encuentres con el sol de cara... captar en el momento lo que ves te hace sentir muy receptiva y alerta.
No importan los resultados, importa practicar y practicar y en el camino, mejorar.
El otro día salí a dibujar dentro de un museo (colgaré más adelante algún dibujo de los que hice) y como si no hubiera sido suficiente, me metí en una iglesia y encontré unas vidrieras preciosas.
Sacar tu cuaderno de dibujo mientras el mundo gira tiene su gracia, trazar pinceladas furtivas es divertido.
La iglesia tiene muchas vidrieras, pero me quedé prendada de una en la que aparecen los arcángeles. Es un estallido de color al que no me pude resistir.
Dibujé a lápiz, es lo único a lo que me dio tiempo.


En casa lo entinté y me dispuse a darle color (los colores los he recreado tal y como lo hizo el artista vidriero). He usado unas acuarelas con un colorido muy bonito pero que no tienen una gran calidad, y eso se nota. Estoy acostumbrada a usar mi caja de Winsor & Newton y la he echado de menos.
El papel de éste cuaderno no es muy adecuado para la acuarela, es un cuaderno de sketch con poco gramaje. Me costó apenas 2.60€ y le estoy dando mucho "trabajo".


Bueno, al final me ha quedado un dibujo muy vibrante y que me trae buenos recuerdos.


Espero que os guste. Un beso.

domingo, 12 de abril de 2015

Chinitos de la suerte

Hubo un tiempo en el que había colgantes de chinitos de la suerte por todos sitios. Después desaparecieron y al tiempo volvieron. Supongo que es una moda cíclica.
Un día me topé con una pulsera que tenía unos cuantos y me la compré, como es de la suerte no me la he quitado durante un tiempo, pero los chinitos se han ido deteriorando, así que he decidido "restaurarlos"



Como los colores eran prácticamente inexistentes los he repintado.


Para los detalles he usado un rotulador de punta fina


Para los cordoncillos he usado un hilo que tengo de colores


Y en vez de una pulsera le he puesto un enganche de llavero para llevarlo puesto en el bolso. Ahora sólo hace falta que den suerte jeje.



jueves, 9 de abril de 2015

Pulseras morse

He decidido que necesito un poco de adorno, así que he rebuscado por los cajones y he sacado unas cuentas de plástico para hacerme alguna pulsera sencilla.


Con hilo elástico, cuentas de colores y cuentas plateadas se me ha ocurrido hacerme unas pulseras que llevan mensajes escritos en morse. Cada una con un color que también tiene un significado. Quedan muy resultonas y alegres y el coste es mínimo.
Espero que os guste y llevéis vuestros propios mensajes.


viernes, 27 de marzo de 2015

Reutilizar muestras de perfume

Esta reutilización es muy sencilla y en cierto modo supongo que muchos de vosotros ya la hacéis. Tengo por casa unos pequeños botes con pulverizador que me dieron en alguna perfumería para probar fragancias que estaban de lanzamiento.
Una vez gastada no he tirado el envase porque lo uso para llevar mi propia colonia cuando voy de viaje, como casi todo el mundo hacemos...
Pero también lo uso para experimentar, no soy muy amante de los perfumes ni entiendo tampoco demasiado del tema. Uso fragancias florales (no muy fuertes) y cítricas que no me "pesen en la naríz". Pero a veces te cansas de oler siempre igual, así que dentro de esos envases voy mezclando los olores que tengo por casa para encontrar nuevas fórmulas. Al ser pequeños, si la mezcla es desastrosa no he desperdiciado mucho producto y no me ha salido tan cara.
Suelo mezclar mis colonias habituales con colonia de baño, o colonia para bebés o con unas gotas de limón o incluso con unas gotas de fragancia para hombre. La combinatoria puede ser grande.
Para ello, si el frasco no tiene pulverizador, uso una jeringuilla y si nó, acerco el pulverizador del otro perfume a la embocadura y "disparo".
Bueno, pues esa es la idea que os lanzo para redescubrir vuestros perfumes y hacer mezclas interesantes. Pensad que si se mezclan cosméticos para descubrir colores nuevos, se pueden mezclar esencias para descubrir olores nuevos.


jueves, 12 de marzo de 2015

La cuarta "R": Reparar

El otro día mientras dibujaba con tinta china sin darme cuenta cayó una gota sobre mi bolso de bandolera, he de decir que me dió mucha mucha rabia.
Pero con el enfado no se soluciona nada, así que me puse a pensar qué podía hacer.


Se me ocurrió disimular la mancha dibujando algún motivo sobre ella, así que usé un troquelador en forma de estrella y un billete de metro gastado como molde.

Sobre la mancha dibujé la silueta de la estrella


Y lo rellené con acrílico negro y un pincel muy delgado. Usé el acrílico porque es resistente al agua.
Y el resultado final es éste:


Iré dibujando poco a poco algunas estrellas a modo de constelación para adornar el bolso y que no quede tan sola.


viernes, 6 de marzo de 2015

Huerto portátil

Queda mas o menos una quincena para la entrada de la primavera y es el momento perfecto para plantar un huerto.
Aunque tengo una terraza grande, no dispongo de grandes maceteros ni mucho menos una mesa de cultivo, así que pensé de qué manera podía organizar un mini cultivo de algunas plantas aromáticas y algunas hortalizas.
Me hice con dos cajillos de bebidas, uno me lo regaló un amigo y el otro estaba abandonado en la calle.


El azul tiene unas separaciones interiores grandes porque sirve para transportar botellas de un litro, pero el amarillo tiene unos huecos pequeños.


He comprado varios packs de semillas en Lidl y unos sets de plantas muy interesantes que tienen como sustrato corteza de coco.


Como también he comprado otras semillas he reutilizado envases de café y vasitos de yogur para plantarlas.


En los huecos más grandes he metido los envases de café y les he ido poniendo etiquetas con pinzas de la ropa y cinta dymo. En el amarillo he ido colocando los vasos de yogur y lo iré rellenando poco a poco.
Con suerte dentro de poco podré disfrutar de unas ricas especias e incluso algún tomate. Aún estoy muy lejos de la "independencia alimenticia" pero por algo se empieza jajajaja

sábado, 28 de febrero de 2015

Suavizante casero y ecológico

Una de las cosas que te dice la matrona cuando vas a tener un bebé es que a la ropa del niño no le eches suavizante, ¿curioso verdad?
Si echas un vistazo en la lista de componentes de un suavizante da un poco de miedo pensar en la cantidad de química que pones sobre tu piel. Así que hace tiempo fabrico mi propio suavizante.
Los ingredientes son sencillos y casi seguro que los tienes en casa.
- Dos medidas de agua (taza, vaso, etc....)
- Una medida de vinagre blanco o del que tengas. En éste caso he usado del blanco.
- Un tercio de medida de bicarbonato de sodio.
- Un chorro de colonia fresca si se quiere (no es conveniente usar perfume)


He reutilizado un bote de suavizante convencional limpio que estaba en buenas condiciones y he usado un vaso medidor. 
Primero se echa el bicarbonato en la botella, y luego el agua, se mezcla bien y luego muy poco a poco  se va echando el vinagre a la botella porque es una mezcla efervescente y tiene que ir reaccionando. No hay que agitar la mezcla porque se reactiva. Al final le echas un chorro de colonia con cuidado porque también reacciona y ya está hecho. La colonia es opcional porque cuando sacas la ropa de la lavadora no huele a vinagre y menos si se seca al aire libre.


Sus ventajas son grandes: no es altamente contaminante como los suavizantes tradicionales, protege la lavadora de la cal, deja un ligerísimo aroma en la ropa y cuesta unos pocos céntimos.
Cuando usas jabón natural y éste suavizante la ropa queda oliendo a limpio sin perfumes artificiales, es muy agradable desintoxicar nuestro olfato de esos olores tan agresivos.

sábado, 14 de febrero de 2015

Sellos rescatados

Hace poco estuve haciendo una "limpia" de rotuladores y demás materiales de mi hijo. Los rotuladores estaban muy secos y bastante estropeados, así que no tenían remedio, pero me di cuenta que en la parte de atrás tenían una especie de sello que servía para hacer estampaciones.
Los despegué y los enjuagué lo mejor que pude para eliminar toda la tinta.


Pero para poder usarlos necesitas un sitio donde pegarlos, así que corté un tapón de corcho por la mitad.


Con cinta de doble cara le puse unos pequeños cuadraditos para pegar los sellos.


Y por último los mojé con un pincel en acuarela e hice unos dibujitos muy monos para estampar en una agenda, en una carta, etc...



Colcha de hexágonos

Cuando terminé la colcha de "caja de bombones" me encontré con que tenía pequeñas madejas de lana, así que me puse a hacer hexágonos con la idea de hacer un pequeño tapete o así.


Como lo que más me costó de la colcha anterior fue ir escondiendo los hilos y juntando las muestras, ésta vez opté por ir haciéndolo sobre la marcha.
En cuanto a los puntos es muy sencillo, son puntos triples. En la primera vuelta van de uno en uno, en la segunda de dos en dos... y así hasta la cuarta que van de cuatro en cuatro.


He ido incluyendo muestras que combinan varios colores para apurar hasta el último trozo de lana. Cada madeja de lana da para hacer unos cinco hexágonos completos y dos o tres partes de uno mezclado. Y el problema está cuando vas acumulando pequeñas madejas de colores porque se lían y a veces es un suplicio desenredarlas.
Para facilitar la labor he cogido una caja de plástico y unos tubos de papel higiénico terminados, es una excusa perfecta para "reutilizar" los tubos de cartón.


En ésto de las labores aplico estrictamente el "uno entra, uno sale" ya que no compro una nueva madeja hasta que no he terminado otra o varias de las pequeñas.


Bueno, espero que os sea útil el truco.