Me interesa el dibujo, el reciclaje, la costura y sobre todo el dar una oportunidad a esos materiales in-servibles que todos tenemos por casa

sábado, 19 de noviembre de 2016

Cajas organizadoras

Los cajones donde guardo mis útiles para dibujar o de oficina suelen estar en un estado un poco caótico. así que he decidido hacer pequeñas cajas para separa los clips de las chinchetas y de las pinzas de madera. He hecho tres modelos sencillos en los que no he invertido mucho tiempo, ni por supuesto dinero.
La primera la he hecho con tubos de papel ayudándome de una aguja de tejer y pegamento. Ya hice hace tiempo una igual que subí a este blog.

http://manualypremeditado.blogspot.com.es/2014/06/cestito-de-papel-de-revista.html

La diferencia es que ahora he utilizado papel couché grueso rescatado de un álbum de cromos que le regalaron a mi hijo y que nunca se molestó en rellenar.


Hice el procedimiento de la misma manera que la vez anterior pero este tipo de papel tiene una desventaja porque es más grueso y complicado de manipular y también es cierto que el resultado final queda más brillante y rígido sin necesidad de darle barniz ni nada. Como las hojas eran muy coloridas ha quedado muy alegre.


El siguiente método ha sido súper ultra mega fácil, no hay excusa para no hacerlo. He utilizado unas hojas gruesas de un libro que venía de regalo en una revista pero no sé de qué tipo es. Parece papel couché pero es más grueso, casi como una cartulina.
Se hace con dobleces sin utilizar pegamento ni nada, y no tardas más de tres minutos. El origami es un mundo fantástico, tengo que profundizar más en él..
Os paso el vídeo de Youtube donde encontré el tutorial.

https://www.youtube.com/watch?v=hF3OciMffnc

El resultado es sencillo y puedes ir uniéndolas con cinta adhesiva, con grapas, etc...


Y por último utilizando las mismas hojas y plegándolas sobre sí mismas he hecho un cesto un tanto "cuadriculado" entrelazando las tiras de papel.


El cestito no tiene mucha profundidad pero es ideal para las gomas de borrar, los sacapuntas y demás pequeños elementos. Es bastante rígido y macizo y al ser un papel brillante he optado por no pintarlo ni adornarlo.


Bueno, os he dado tres opciones para organizar las pequeñas cosas que siempre ruedan por los cajones sin coste económico y reutilizando papel que seguro que tenéis por casa. Lo bueno que tienen es que si se estropean (aunque son bastante resistentes) se echan a reciclar y se reponen fácilmente. Espero que os guste. Muchos besos.

lunes, 31 de octubre de 2016

Bambas con decoupage

Llevo un tiempo sin subir nada al blog, estoy más centrada en dibujar y creo que dentro de poco podré ir subiendo cosas.
Hoy comparto un experimento que he hecho con unas bambas sencillas que compré hace poco. Cuando el calor se marcha y no apetece ir con sandalias pero tampoco con zapatos abrigados, es el tiempo ideal para llevar unas bambas.
Lo ideal de este experimento hubiera sido rescatar unas bambas antiguas para darles una segunda oportunidad pero no tenía ningunas.


Me compré las bambas por un precio muy barato pero siendo de color blanco pensaba que iban a estar cada poco tiempo en la lavadora. Así que se me ocurrió darle un toque creativo, primero pensé en pintarlas pero luego me acordé de unas servilletas que tenía rodando en un cajón muy bonitas y me lancé a probar.


Separé la capa exterior de la servilleta y la coloqué sobre la tela de la zapatilla empapada de cola blanca rebajada con agua. Hay que tener mucho cuidado con las arrugas y al ser un dibujo geométrico, que cuadren los lados. Una vez colocadas las servilletas y secas, se cortan los sobrantes con un cúter. Tanto la parte de las suelas como las costuras las repasé con pintura plateada acrílica para darle un punto más elegante.
Repasé con pintura acrílica los filos del papel donde había algún fallo o desgarro y también decidí pintar de un solo color plano la lengüeta interior.
Debido a la fragilidad del papel decidí darle una capa protectora ante la humedad y los roces, aunque supongo que con el tiempo se craquelarán, con lo cual también tendrá su punto. Para ello, en vez de cubrirla de pegamento para decoupage o barníz, se me ocurrió encerarlas con una vela y ponerlas al sol para que la cera impregnada el papel.



Y la verdad es que el resultado es bastante vistoso. Supongo que no se podrá hacer sobre partes de vinilo o plástico, pero sobre tela queda muy bien.
Yo no sé mucho sobre decoupage, es una técnica que tiene su gracia pero los trabajos que veo en tiendas de manualidades o internet suelen ser bastante rancios o cursis, esa es mi opinión. Así que supongo que habré cometido algún que otro error... pero el mundo pertenece a los osados jajjaja.
Bueno, si tenéis algún par de zapatos de este estilo ya gastados y con poca vida útil podéis probar.
Y una vez más, gracias por pasearos por este rinconcito de internet. Besos.

sábado, 10 de septiembre de 2016

Bandolera estilo Miró

Tenía una bolsa bandolera de esas que dan en eventos con publicidad. Era muy fea pero muy práctica: ligera y con muchos compartimentos para llevar lápices, llaves, tarjeta de transporte...
Así que cogí mis pinturas acrílicas y un poco de cinta de papel para proteger los cierres.


Le cubrí las letras de la publicidad mezclando un azul oscuro para unificar el color.


Y la inspiración la encontré en los cuadros del pintor Joan Miró, me ha salido un poco galáctico, peor el resultado me gusta mucho.


domingo, 4 de septiembre de 2016

R de Reparar: un bolso amarillo

Tengo un bolso pequeño y amarillo que es mi preferido para llevar al parque a pasear al perro, tiene el tamaño perfecto para el móvil, las llaves y poco más.
Pero después de un tiempo se ha deteriorado un poco, así que con pintura acrílica lo he renovado un poco.


Curiósamente al hacer la mezcla de color me di cuenta que es un color más oscuro, quizá un amarillo huevo y yo siempre lo había visto como un color muy claro.


Así tirará un tiempo más, luciendo más bonito.


Parece hasta nuevo y todo.

domingo, 28 de agosto de 2016

R de reutilizar: cuaderno Frankenstein

Mi hijo es un dibujante prolífico y siempre estoy comprándole cuadernos que le duran apenas unos días. Pero siempre intento reutilizar hojas sueltas, agendas antiguas, etc...
En esta ocasión he utilizado los cuadernos del curso pasado de mi hijo que estaban a medio terminar. Así que he decidido hacer un cuaderno con trozos de cuadernos.


Les he quitado la espiral con un poco de paciencia y he reciclado el papel ya escrito. Al final lo he reunido todo en un sólo cuaderno, he usado unas de las tapas plásticas y le he puesto tres argollas.


No me he puesto a contarlas pero me ha salido un cuaderno de unas 120 hojas, que de otro modo hubieran terminado en la bolsa de reciclar papel.
Es tan tan sencillo que no hay excusa para no hacerlo

domingo, 31 de julio de 2016

Customizar una camiseta blanca

Una camiseta blanca sencilla es un mundo lleno de posibilidades.Con un poco de imaginación puedes hacerte la camiseta que se adapte a tus gustos.
Este DIY no es algo original mío, hay unas cuantas fotos en Pinterest del mismo procedimiento.






















Necesitas una camiseta blanca, pinturas acrílicas en diferentes tonos de amarillo e incluso dorado, una paleta y un tampón. Para el tampón, utilicé el que ya me había confeccionado yo misma y que os dejo en el enlace: http://manualypremeditado.blogspot.com.es/2015/02/sellos-rescatados.html

Hice varias estrellas con papel y las utilicé como molde para ir pintando alrededor de ellas. Y éste es el resultado


Para ser la primera vez que uso este método creo que me ha salido muy bien. Quizá la próxima vez que lo haga añada pintura con purpurina o le ponga adornos en el cuello y las mangas.
Como siempre es una idea para desarrollar con nuestra imaginación y creatividad.

sábado, 9 de abril de 2016

Cajonera de cartón

He decidido hacer el costurero definitivo y este ha sido el resultado.


Mis útiles de costura los tenía distribuídos en varias cajas y al final ocupan mucho espacio y pensé que podía unirlos en una misma cajonera. Pero no pensaba comprar nada sino hacerla yo misma.


Y después de haber hecho la estantería de cartón pues me decidí por buscar cuatro cajas de zapatos y algunos cartones gruesos. 


Una vez hecha la estructura a los cajones les he puesto un frontal reforzado y con una imitación de moldura hecha con el mismo cartón.


Los reforcé con cartapesta al igual que el resto de la cajonera. Cuando se secó lo pinté de blanco y lo cubrí con unas servilletas que tenía desde hace algún tiempo a modo de decoupage, sí que os recomiendo que el estampado no siga un patrón geométrico porque eso complica mucho el trabajo.


El interior de la cajonera la he pintado de un tono ocre y por último le he dado una capa de una pasta acrílica que compré en el Lidl y que va a servir para proteger la capa de servilleta.


Creo que ha quedado muy chulo, lo único que no me termina de convencer son los tiradores, pero más adelante se los puedo cambiar. Y ya sólo ha quedado el llenarla de todos mis útiles.


Dentro he colocado unos separadores de cartón para organizar las cosas. 
Me declaro fan absoluta de los muebles de cartón, son baratos, ecológicos, fácilmente sustituíbles, ligeros y se adaptan al espacio que tengas según tus necesidades. 
Si no lo habéis intentado ya, os animo a que lo hagáis.
Espero que os guste, gracias por visitar mi blog.

jueves, 31 de marzo de 2016

Delantal con una bolsa de Ikea

Tenía por casa dos bolsa de rafia de Ikea desde hace mucho tiempo... y no tenía delantal para fregar los platos.
Así que se me ocurrió transformar una usando una cinta al bies de color azul y la máquina de coser. Lo que ocurre es que no tengo fotos del proceso.


Corté los lados y luego la doblé por la mitad para que el corte me quedara simétrico. Luego fui colocando la cinta y pasando un pespunte a máquina antes de que la rafia empezara a estropearse.


Para la parte del cuello he aprovechado la propia asa de la bolsa. Y en menos de diez minutos tienes hecho un delantal que te protege de las salpicaduras del agua. Más fácil, imposible.

viernes, 25 de marzo de 2016

Cuaderno negro con adorno de hilos

Me gusta mucho el cuaderno negro pero es un poco soso. Así que he decidido adornarlo un poco.
La idea inicial era hacerle unos ojales con el sacabocados y ponerle unos remaches.


Pero no ha sido sencillo, la tapa del cuaderno es muy gruesa y he tenido que usar una aguja de tejer lana y una pequeña tijera para poder hacer los agujeros un poco más grandes.


Me ha llevado un buen rato poder hacer los agujeros. Los he tenido que hacer a la distancia a la que llegaba la remachadora.


Y como último paso he reutilizado una muestra a medio hacer con hilo multicolor. 



El inicio y el fin de los cabos los he atado a la espiral del cuaderno. El resultado final queda muy bien y puedes ir cambiándolo si te aburres del diseño o colores.


miércoles, 23 de marzo de 2016

Ardilla al pastel

Hoy traigo un dibujo al pastel que hice hace algunos años. Cuando lo terminé "colgué los pasteles". Es una técnica que se me da bien pero que me ha cansado. Le regalé a mi sobrino los materiales que tenía para que él los aprovechara.
Y es que he evolucionado, o eso creo yo. Me aburre tener que sentarme delante de un caballete, el usar una mesa auxiliar, el exceso de materiales... en general montar una parafernalia para dibujar.
Desde hacía tiempo optaba por dibujar en cuadernos, en hojas sueltas que luego pegaba en un cuaderno, sin conocer la corriente yo era ya una cuadernista.
Y gracias a internet descubrí el movimiento Urban sketchers, fué toda una revelación porque los principio que le rigen me gustan mucho. El otro día vi un pequeño vídeo a través de Facebook donde se explicaba que es y que no es dibujar siguiendo los principios del movimiento.
Os dejo un enlace por si tenéis curiosidad
https://es.wikipedia.org/wiki/Urban_Sketchers
Me gusta la inmediatéz de dibujar lo que tienes delante, intentando captar el momento, lo que te ha llamado la atención, sin intentar hacer una obra de arte en cada dibujo (esa es mucha expectativa y mucha presión). Hay que dibujar por placer, y la inmensa mayoría de las cosas que hacemos no merecen un lugar en un museo... un cuaderno es un sitio magnífico.
Y no me lío más, espero que os guste la ardilla.




viernes, 4 de marzo de 2016

Cuaderno de dibujo con encuadernación copta

Me compré hace poco un cuaderno de hojas grises porque gasté el anterior que tenía de color marrón y que ya publiqué aquí en su momento. No había uno más pequeño y yo suelo salir a dibujar por ahí, con lo cual, un tamaño tan grande no me resulta cómodo.

.
Decidí cortar las hojas a la mitad y doblarlas para hacer unos cuantos cuadernillos de cuatro hojas cada uno. Para ello usé una cizalla que facilita mucho las cosas.


Para las tapas usé la parte trasera de unos cuadernos de dibujo que ya había gastado. Es un cartón de varios milímetros de espesor y es muy duro.


Sostuve cada cuadernillo con pinzas y le hice los agujeros por donde pasar el hilo con una chincheta. Debajo puse un trozo de corcho para no estropear la mesa.


Forré la tapa con una tela vinílica que compré hace mucho tiempo para hacerme un bolso y para coser utilicé un hilo de ganchillo muy suave de color marrón.


Una de las ventajas de la encuadernación copta es que puedes hacer el giro completo de las hojas, es algo que hace que sea más manejable a la hora de dibujar.


Teniendo en cuenta el precio de los cuadernos de dibujo que se compran en las tiendas, el mío es muy barato ya que todavía me han sobrado muchísimas hojas para hacer otros cuando se me termine este. Si nunca os habéis animado a intentar hacer un cuaderno con este cosido os lo recomiendo, es sencillo  y puedes poner todo a tu gusto (portadas, hilos, hojas...)
Y la verdad es que estoy muy orgullosa del resultado final para ser la primera vez que hago este tipo de encuadernación. Aquí muestro el resultado final, mi gato decidió incorporarse a la fotografía.

lunes, 29 de febrero de 2016

Viridian hue de mis tormentos

Hay muchos misterios en la vida que me intrigan pero pocos se comparan a la misteriosa manía que tienen los fabricantes de incluir el dichoso "Viridian hue" en las paletas básicas de colores de acuarela.
En los sets básicos de doce colores se incluyen éste color en varias marcas de gran calidad y desconozco el porqué.
Es un color muy artificial que no se encuentra de manera normal en la naturaleza y por lo tanto no se puede aplicar directamente para hacer bodegones o paisajes, y no digamos en retratos. La única utilidad que se me ocurre para usarlo directamente es pintar una esmeralda. 
Mientras voy gastando el resto de los colores de una manera más o menos uniforme, el dichoso viridian lo tengo casi entero. 
Así que no me resigno y he hecho una carta de colores con la mezcla con los otros colores que tengo. La verdad es que se aprende mucho cuando te pones a hacer las mezclas y ves "la química" del asunto. Me ha resultado curioso ver que al hacer la mezcla con Rosa Ópera y con Violeta, sale un color que es de la gama de los violetas.
Bueno, es la manera de poder darle utilidad a un color bastante poco práctico para un set básico.


Y si alguien sabe por qué del empeño de este color le agradecería que fuera tan amable de contármelo.




sábado, 13 de febrero de 2016

Mueble auxiliar de cartón

Hace tiempo que quería probar a hacer un mueble de cartón. Algo sin muchas pretensiones para empezar y me he decidido. Tengo un pequeño rincón bajo una ventana en el que un carpintero me instaló una balda con patas a modo de escritorio, es pequeño pero me sirve para aprovechar el espacio y para poder dibujar y coser con buena luz. La mayoría de mis fotos están tomadas ahí.


Tengo dos cajas con todas mis cosas de dibujo, mis cuadernos, mis acuarelas, papeles, etc... Pero el rincón queda muy desangelado a parte de que sobresale y es un pequeño obstáculo.
Hace un tiempo me encontré en la calle una caja de cartón que había contenido un electrodoméstico y el cartón era grueso y reforzado por dentro, casi casi como un tablero... no me pude resistir y lo cogí para darle algún uso.


También usé una especie de cajón y cajas de zapatos que tenía. Los materiales como os podréis imaginar son cinta de pintor, regla, papel de periódico, lápiz, cúter, cola blanca, silicona caliente y pinturas acrílicas.

Formé la estructura tomando como base los cajones.


Las baldas las pegué con silicona caliente y las reforcé con cinta de pintor. Reservé una mini-balda para que uno de los cajones fuera la tapa de una caja de zapatos. Al ser tan poco profunda es ideal para guardar lápices sueltos, gomas de borrar, etc... 
Para las patas utilicé unos tubos de papel higiénico muy duros porque eran de un rollo de tamaño grande. Las ajuste dentro de dos tacos hechos con cartón para que fueran más resistentes y no se doblaran.


Para pintarlos usé una pintura acrílica que compré hace mucho tiempo en el Lidl y que he usado pocas veces, es de color aluminio y me venía muy bien para que tuvieran un color similar a las patas de mi escritorio.


Una vez formada la estructura la reforcé con capas de papel de periódico y cola blanca (cartapesta). En el caso de los cajones, les pegué un frontal de cartón duro y los reforcé también. El resto del cajón no, porque al ser unas sencillas cajas de zapatos, si en algún momento se estropean las puedo reemplazar sin problemas. A parte, si todo el cajón va reforzado es más difícil que encaje bien en la estructura.


Del primer cajón que tenía al principio me sobraba una parte, así que lo recorté y he hecho una especie de cajón auxiliar que irá encima de la estantería.
Luego empecé con la pintura, acrílica y en tonos que fueran semejantes a la madera de mi escritorio.


Para el frontal de los cajones y el fondo de la estantería opté por poner un papel decorado que compré en Tiger. Para los tiradores de los cajones se me ocurrió usar una pulsera de cuentas de madera y un cordel que reforcé por dentro de los cajones con pegamento y cinta.


Una vez puestos los tiradores.


Y queda mucho mejor colocada en su sitio, que ajusta perfectamente en el hueco del escritorio. Al llenarla de los utensilios "toma cuerpo" y se ajusta mejor.




El hueco lateral alto me sirve para colocar el bote con los pinceles y tijeras, en el inferior he puesto mis cajas de acuarelas y dentro de los cajones hay cuadernos. En el pequeño he puesto lápices, cintas adhesivas, gomas, clips...
Os animo a hacer vuestros propios muebles de cartón. Son más ecológicos al poder reutilizar un material tan lleno de posibilidades como el cartón. También tienes la posibilidad de crear unos muebles que se ajusten más a tus necesidades en cuanto a hueco, color, estilo. Es un mundo lleno de posibilidades.