Me interesa el dibujo, el reciclaje, la costura y sobre todo el dar una oportunidad a esos materiales in-servibles que todos tenemos por casa

jueves, 31 de marzo de 2016

Delantal con una bolsa de Ikea

Tenía por casa dos bolsa de rafia de Ikea desde hace mucho tiempo... y no tenía delantal para fregar los platos.
Así que se me ocurrió transformar una usando una cinta al bies de color azul y la máquina de coser. Lo que ocurre es que no tengo fotos del proceso.


Corté los lados y luego la doblé por la mitad para que el corte me quedara simétrico. Luego fui colocando la cinta y pasando un pespunte a máquina antes de que la rafia empezara a estropearse.


Para la parte del cuello he aprovechado la propia asa de la bolsa. Y en menos de diez minutos tienes hecho un delantal que te protege de las salpicaduras del agua. Más fácil, imposible.

viernes, 25 de marzo de 2016

Cuaderno negro con adorno de hilos

Me gusta mucho el cuaderno negro pero es un poco soso. Así que he decidido adornarlo un poco.
La idea inicial era hacerle unos ojales con el sacabocados y ponerle unos remaches.


Pero no ha sido sencillo, la tapa del cuaderno es muy gruesa y he tenido que usar una aguja de tejer lana y una pequeña tijera para poder hacer los agujeros un poco más grandes.


Me ha llevado un buen rato poder hacer los agujeros. Los he tenido que hacer a la distancia a la que llegaba la remachadora.


Y como último paso he reutilizado una muestra a medio hacer con hilo multicolor. 



El inicio y el fin de los cabos los he atado a la espiral del cuaderno. El resultado final queda muy bien y puedes ir cambiándolo si te aburres del diseño o colores.


miércoles, 23 de marzo de 2016

Ardilla al pastel

Hoy traigo un dibujo al pastel que hice hace algunos años. Cuando lo terminé "colgué los pasteles". Es una técnica que se me da bien pero que me ha cansado. Le regalé a mi sobrino los materiales que tenía para que él los aprovechara.
Y es que he evolucionado, o eso creo yo. Me aburre tener que sentarme delante de un caballete, el usar una mesa auxiliar, el exceso de materiales... en general montar una parafernalia para dibujar.
Desde hacía tiempo optaba por dibujar en cuadernos, en hojas sueltas que luego pegaba en un cuaderno, sin conocer la corriente yo era ya una cuadernista.
Y gracias a internet descubrí el movimiento Urban sketchers, fué toda una revelación porque los principio que le rigen me gustan mucho. El otro día vi un pequeño vídeo a través de Facebook donde se explicaba que es y que no es dibujar siguiendo los principios del movimiento.
Os dejo un enlace por si tenéis curiosidad
https://es.wikipedia.org/wiki/Urban_Sketchers
Me gusta la inmediatéz de dibujar lo que tienes delante, intentando captar el momento, lo que te ha llamado la atención, sin intentar hacer una obra de arte en cada dibujo (esa es mucha expectativa y mucha presión). Hay que dibujar por placer, y la inmensa mayoría de las cosas que hacemos no merecen un lugar en un museo... un cuaderno es un sitio magnífico.
Y no me lío más, espero que os guste la ardilla.




viernes, 4 de marzo de 2016

Cuaderno de dibujo con encuadernación copta

Me compré hace poco un cuaderno de hojas grises porque gasté el anterior que tenía de color marrón y que ya publiqué aquí en su momento. No había uno más pequeño y yo suelo salir a dibujar por ahí, con lo cual, un tamaño tan grande no me resulta cómodo.

.
Decidí cortar las hojas a la mitad y doblarlas para hacer unos cuantos cuadernillos de cuatro hojas cada uno. Para ello usé una cizalla que facilita mucho las cosas.


Para las tapas usé la parte trasera de unos cuadernos de dibujo que ya había gastado. Es un cartón de varios milímetros de espesor y es muy duro.


Sostuve cada cuadernillo con pinzas y le hice los agujeros por donde pasar el hilo con una chincheta. Debajo puse un trozo de corcho para no estropear la mesa.


Forré la tapa con una tela vinílica que compré hace mucho tiempo para hacerme un bolso y para coser utilicé un hilo de ganchillo muy suave de color marrón.


Una de las ventajas de la encuadernación copta es que puedes hacer el giro completo de las hojas, es algo que hace que sea más manejable a la hora de dibujar.


Teniendo en cuenta el precio de los cuadernos de dibujo que se compran en las tiendas, el mío es muy barato ya que todavía me han sobrado muchísimas hojas para hacer otros cuando se me termine este. Si nunca os habéis animado a intentar hacer un cuaderno con este cosido os lo recomiendo, es sencillo  y puedes poner todo a tu gusto (portadas, hilos, hojas...)
Y la verdad es que estoy muy orgullosa del resultado final para ser la primera vez que hago este tipo de encuadernación. Aquí muestro el resultado final, mi gato decidió incorporarse a la fotografía.