Me interesa el dibujo, el reciclaje, la costura y sobre todo el dar una oportunidad a esos materiales in-servibles que todos tenemos por casa

domingo, 7 de mayo de 2017

Nuevo mueble de cartón

Este mueble lo llevo haciendo al menos dos meses y hasta hoy no lo he terminado. He tardado bastante porque no le he dedicado tiempo de seguido y también porque tienes que "ocupar" un buen espacio a la hora de hacer la cartapesta o de pintar.


El interior de los huecos los he recubierto con servilletas amarillas de flores, le he puesto ruedas para poder trasladarlo y le he comprado unos pomos en un bazar.
Quizá más adelante me anime y lo pinte en parte estilo cómic o le ponga motivos florales, por ahora va a empezar a realizar su función (que ya ha tardado).


Todo se inició porque vivo cerca de una hamburguesería famosa y un día al pasar habían desechado en el contenedor de papel unas cajas muy resistentes tanto para la estructura como para los cajones. 
Hice un esquema y luego fui armando la estructura dejando los huecos necesarios.
Le puse un borde trasero para que no se caigan las cosas que depositemos encima. Luego hice el paso de la cartapesta (que es muy laboriosa y tiene sus tiempos de secado) y por último la pintura.
Para la pintura he utilizado pintura de pared de la más barata que pude encontrar y como he mencionado anteriormente cubrí los interiores con servilleta decorada.
Tenía pensado hacer los pomos con pasta cerámica hecha por mí pero al final los compré para no tardar más en terminar el mueble.
Los frontales de los cajones están pintados pero los interiores están "en bruto" para que se vea que es un mueble hecho a mano.
Mi idea es utilizarlo para poner el teléfono encima pero al tener ruedas puede terminar en cualquier lugar de la casa.
Si aún no habéis probado a hacer ningún mueble en cartón os lo aconsejo. Son ligeros, baratos, y sobre todo lo puedes hacer a tu entera necesidad ajustándolo a cualquier hueco en la pared o esquina. En cuanto a la decoración se puede optar a algo sencillo y minimalista o dejar a la imaginación volar.
¡Espero que os guste!

martes, 2 de mayo de 2017

Bolsa plegable

Suelo utilizar bolsas de tela para hacer las compras. Hace unos cuantos años compré una bolsa de esas que pliegas y guardas dentro de un monedero (al estilo antiguo). El caso es que la bolsa se deterioró y he querido reutilizar la parte del monedero que estaba aprovechable todavía.
Como no soy muy buena costurera (bastante mala diría yo) he utilizado otra bolsa que también es antigua por si hacía un estropicio muy grande, no estropear una bolsa de tela nueva.


Este es el monedero descosido de la bolsa anterior.


No me han salido las fotos del proceso (?), en fin... Primero cosí una cremallera larga por todo el borde del monedero. Luego le puse un bies con un pequeño eslabón por si quiero colgarla de algún sitio y por último la cosí al lateral de la bolsa en la parte de abajo.
Por cierto, ¡qué difícil es coser cremalleras en curva!.


Aquí muestro cómo guardo la bolsa dentro del monedero, plegándola varias veces sobre sí misma. Si la doblas bien, no abulta demasiado y la tela no se arruga.


El bolsillo exterior es útil y tiene como fondo el fondo de la bolsa, puedes meter alguna tarjeta de pago o monedas.


Con este trabajo he aprovechado un monedero que era útil todavía, he alargado la vida de esta bolsa de lunares que me encanta (y que llevaba enrollada y anudada en el bolso) y he practicado para hacer una nueva bolsa plegable si quiero. Con un rectángulo de polipiel dos cremalleras (la del contorno y la del bolsillito), un bies y un eslabón te adaptas cualquier bolsa de tela que tengas por casa para llevarla de compras.
Espero que os guste el resultado final... a mí la bolsa de lunares me parece de lo más chic.